julio 09, 2007

Interpretando las señales

3 comentarios:

Lic. Scolaro dijo...

Sr.Director:
El 9 de Julio de 1816, congresales, a los que, N. Avellaneda llamó eclesiásticos, doctores de Córdoba y Chuquisaca, como los más notables de las Pcias. y que " Menos ruido habian hecho, al no mezclarse en políticas partidarias", acertaron a traducir la voz de los Pueblos y aclamaron nuestra Independencia.

Hoy, el Pte. Kirchner en Tucumán, no recordó al Congreso que dió nuevo ser a la República, que sostuvo como nuestros ilustres (San Martín y Belgrano) la emancipación de España y proclamó a la faz del Mundo, la existencia de una Nueva Nación.

En este aniversario, desde un atril, montado en el Hipódromo, nuevamente afloró la campaña política de su esposa, como eje de un discurso, ante gente movilizada como en actos punteriles.

Reiteró su ausencia al Te-Deum, en un nuevo gesto de menosprecio a la Iglesia ( Fray Cayetano Rodriguez, Justo Santa María de Oro, el sacerdote Uriarte, Thames....no son nombres de calles).

Algo ha quedado en las retinas y es una lágrima cayendo sobre la mejilla del Presidente, hablando del cambio - que sólo el conoce -y anunciando que volverá con su designada heredera en el 2008. Decidió cambiar la ofensa como defensa, por el llanto de una víctima de la nada.

No obstante, lo que pasará a la historia, es la nieve inesperada caida en nuestra Geografía ( Bs. As. en especial) para alegría de grandes y niños, que ante el frio dejaban escapar " lágrimas de cocodrilo".
Saludos.

Anónimo dijo...

Desde la reinstauración del sistema democrático argentino, de 3 presidentes electos, 2 abandonaron el cargo antes de finalizar el mandato: Alfonsín y De la Rúa. Esperemos que las lágrimas del presidente Kirchner no sean un preanuncio más.

Bugs Bunny dijo...

¿qué hay de nuevo viejo????