agosto 11, 2007

¿De quién será la próxima bolsa?



Fajos enigmáticos que no caben en una billetera. En bolsa de papel o valija viajera, aparecen abandonados en insólitas geografías, como un baño ministerial o una sede aduanera.

Movilidad lujuriosa, aviones privados, para osados que se mueven entre las sombras. Resuena el pizzicatto de los taquitos presurosos de un ladri que aprieta contra su pecho el cofre robado.

De vez en cuando cae un desprevenido antifaz y se descubre el encubrimiento, aunque no se sabe si el hallazgo es producto de algún servicio en honor a la verdad o el resultado de las zancadas en las intrigas palaciegas. Es el juego del gabinete y el gran bonete.

El Presidente, aferrado al atril, juega de ajeno mientras enfría el ardor de sus palmas. Jura que por nadie pone las manos en el fuego. Si ni él las puede poner, pues entonces,¿quién lo habrá de hacer?. Es el juego del gabinete y el gran bonete.

En el accidentado espectáculo in fraganti se sobreactúa con cabezas que ruedan. Mientras lloran la retirada con los bolsillos llenos, detrás del telón, alguien elabora el próximo acto, para otra parte del elenco que espera. Se trata de la siguiente versión de las aventuras de la cofradía y el nuevo tarascón. Van tras más fajos que tampoco caben en una billetera.

¿De quién será la próxima bolsa o valija viajera?


4 comentarios:

El Pasquín dijo...

Muy buena la narración y el juego con las palabras... excelente post.

Podríamo empezar a levantar apuestas a ver quién es el próximo en caer:

Yo le pongo unos porotos a Moreno y otros a Quevedo Carrilo

Mercedes dijo...

Gracias por el halago. Hay muchos números puestos, pero pondría unas fichas en Cristina.

Cristina sin K dijo...

ambiciosa ¿no se te fue la mano?

Anónimo dijo...

dicen que no es abogada