diciembre 29, 2007

Marcando prioridades

Mientras el gobierno argentino acompaña a la selva al presidente venezolano Hugo Chávez para negociar con el grupo guerrillero FARC la liberación de tres rehenes colombianos, una compatriota que se encontraba realizando una misión humanitaria en África es secuestrada y librada a la suerte de gestiones diplomáticas encabezadas por un cónsul argentino y un ministro de pesca africano.




Lugar: ciudad portuaria de Bosasso, capital económica de Puntlandia, un estado autoproclamado independiente de Somalia. Ubicado en el extremo del Cuerno de África (Wiki). Puntlandia, a diferencia del resto de Somalia, es conocida por su relativa estabilidad, aunque cada vez se producen más secuestros y actos de piratería.

Fecha: miércoles 26 de diciembre de 2007.

Hechos: un grupo de hombres armados bloqueó el paso de una carretera de la región, detuvo un coche, golpeó al conductor, y secuestró a sus dos pasajeros.

Víctimas: Mercedes García, médico española, y Pilar Bauzá, enfermera argentina, ambas cooperantes en una misión humanitaria de Médicos sin Fronteras (MSF) para trabajar en un proyecto de nutrición en la región. Desde entonces, las mujeres se encuentran en cautiverio en la montaña, en una zona boscosa. Se teme por la seguridad y la salud de las mujeres.

Victimarios: Podría tratarse del mismo grupo que, también en Puntlandia, raptó al periodista francés Gwen Le Gouil, quien fuera liberado tras el pago de su rescate. Se habla de una carta enviada por los secuestradores a las radios locales de Bossaso pidiendo 250 mil dólares para la liberación de las dos rehenes, pero ninguna fuente oficial confirmó su existencia. Aún se desconoce la filiación de los captores y no se ha podido determinar si el objetivo del secuestro es económico o político.

Incertidumbre: Aunque la organización Médicos sin Fronteras ya se encuentra trabajando con un grupo de expertos en situaciones de crisis que la organización envió a la ciudad africana, manifestó su preocupación: “Es un misterio, no conocemos las peticiones de los secuestradores, ni las condiciones de salud en las que se encuentran nuestras compañeras».

Operativo del gobierno de Puntlandia, a cargo del ministro de Pesca: “De ninguna forma vamos a negociar con ellos”, afirmó quien se encuentra a cargo del rescate, Sais Nor, ministro de Pesca de Puntlandia. El funcionario dispuso que la policía rodeara la zona y manifestó estar dispuesto a atacar a los secuestradores si la situación se prolonga.

El gobierno español envió a su embajador en Kenia concurrente en Somalia, Nicolás Martín Cinto, para intentar negociar con el gobierno de Puntlandia la modalidad del operativo y fijar como prioridad la seguridad de las dos rehenes: "Salvo que el Ministerio (de Asuntos Exteriores) me diga otra cosa, me quedo aquí con todas sus consecuencias", expresó el diplomático. Alquiló una avioneta para trasladarse desde Nairobi a Bossaso y visitó los alrededores del área donde se encontrarían los secuestradores con las víctimas, pero no pudo aproximarse al lugar. “En los últimos cuatro kilómetros no se tiene acceso en coche”, expresó el embajador español.

El gobierno argentino instruyó al encargado de negocios de Argentina en Kenia, también concurrente en Somalia, Fernando Rolandelli, para que siguiera de cerca el caso: la Cancillería propuso al embajador de España trabajar juntos ya que, señaló, los ibéricos "tienen una presencia en ese país africano que nosotros no tenemos". No fue el embajador Daniel Chuburu, sino el encargado de negocios, Fernando Rolandelli, quien se trasladó a Bosasso, en la avioneta contratada por Cinto. El diplomático argentino es supervisado a distancia por el canciller Jorge Taiana, quien aseguró: "Seguimos trabajando y haciendo varias cosas. Vamos a ver los resultados". Otra misión, al parecer más importante, lo retiene en la jungla bolivariana junto con Néstor Kirchner y el presidente Hugo Chávez, para oficiar de "testigos" del resultado de la negociación del presidente venezolano con el grupo guerrillero FARC para obtener la liberación de tres rehenes colombianos.

Derechos Humanos. La familia de Pilar Bauzá espera: "No recibimos ningún llamado del Gobierno o del exterior. Solo nos comunicamos con Médicos sin Fronteras", contó Patricia Bauza Moreno, la madre de Pilar, a EFE.

3 comentarios:

Analía Melonio dijo...

Y mientras pasa todo esto afuera, aca en el país aún no se sabe nada de otro secuestrado: Jorge Julio Lopez. No alcanza con las fotos de Lopez pegadas en los patrulleros...

(OtrosCantares de un) Ojo abierto dijo...

Así es. Tampoco se avanza con el caso de la doctora Hilda Molina, cautiva en Cuba. No se le permite salir de la isla para conocer a sus nietos que viven en Argentina.

Anónimo dijo...

la pareja real se parece a un pavo de chacra