febrero 07, 2007

INDEC, el primer dato desde su intervención: el IPC de enero alcanzó el 1,1%.

El índice publicado del 1,1% es parte de la fantasía de la inflación contenida que alimenta el kirchnerismo. La remoción de la directora de Índice de Precios de Consumo, Graciela Bevacqua, fue dispuesta con el propósito de ocultar el verdadero porcentual, poco favorable para un año eleccionario. El INDEC se encuentra virtualmente intervenido por el gobierno. Una vez más, se altera un orden institucional.

La relación entre el Secretaría de Comercio Interior y el INDEC no era cordial. A través de una nota publicada por Ismael Bermúdez en clarin.com, se conocieron los pormenores del conflicto suscitado a raíz del elevado índice de precios al consumidor (IPC) de enero y la presión que ejerció Guillermo Moreno sobre la directora del área de Precios de Consumo del INDEC, Graciela Bevacqua.

Los primeros datos del IPC alteraron el humor de Moreno hasta el punto de exigirle a Bevacqua que le entregara la lista de los comercios que el organismo había relevado, e intentar que se implementaran modificaciones metodológicas en la ponderación de los índices de los productos y servicios que registraron mayor incremento durante enero, como las frutas y hortalizas, los cigarrillos, el turismo y la medicina prepaga, entre otros ítems. La negativa de Bevaqua a los requerimientos del secretario de Comercio se sustentó en el debido secreto estadístico y la imposibilidad de vulnerar los criterios internacionales que se aplican para medir la inflación.

La cúpula ministerial decidió remover a Bevacqua de su cargo para evitar la publicación de un porcentual desfavorable que oscilaba en el 2%. La decisión fue interpretada por los partidos de la oposición como una intervención del organismo y generó una protesta generalizada del personal del INDEC.

La ministra de Economía, Felisa Miceli, intentó minimizar el escándalo expresando que la remoción no es más que el desplazamiento de “una funcionaria de cuarta categoría”. Por su lado, el ministro de Interior, Aníbal Fernández, esgrimió: "Una de las cosas que los trabajadores reclamaban es que los cargos se dieran por concurso y esta señora (Graciela Bevaqcua) estaba designada a dedo con lo cual se está reemplazando un funcionario puesto a dedo por otro que se entiende puede cumplir con la función de mejor manera".

Graciela Bevacqua ejerció funciones en el INDEC durante diez años y su designación original no fue “a dedo”, como mencionó el ministro Fernández, sino por concurso público. Como el plazo establecido en su nombramiento para el ejercicio de su función se encontraba vencido, el paso normal habría sido que la directora permaneciera en su cargo hasta que se realizara un nuevo llamado a concurso público, supervisado por un jurado independiente.

El interés del gobierno no es el de cumplir con el procedimiento de norma para la designación de funcionarios, como tampoco cubrir las vacantes con personal idóneo. Beatriz Paglieri es la nueva directora del área de precios de consumo. Su designación fue "a dedo", cuenta con el antecedente de pertenecer al riñón de Guillermo Moreno, y su especialidad es el comercio exterior, en lugar de la estadística. Es quien, según Aníbal Fernández, “se entiende puede cumplir con la función de mejor manera" que Graciela Bevacqua.

Ergo, “cumplir con la función de mejor manera”, para el gobierno, es una suerte de ´obediencia debida´ al poder ´K´.


VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL

1 comentario:

INDEC QUE TRABAJA dijo...

ESCUCHA LA OTRA CAMPANA: http://indecquetrabaja.blogspot.com