julio 25, 2007

Fotógrafo sin nombre

Febrero, 2007. El video reproduce una suerte de conferencia de prensa armada el primer día del tour francés de Cristina Kirchner. Entre otros temas, la primera dama se explayó por más de dos minutos para destacar la "fascinación" del ministro de Cultura francés por un "viejo y queridísimo fotógrafo de la Patagonia, de la ciudad de Río Gallegos", que retrató a Antoine de Saint-Exupéry .

La senadora resaltó que se trata de "un fotógrafo argentino tan importante y tan desconocido (...) pero un excelente fotógrafo". En ningún momento mencionó el nombre del artista, ni tampoco se lo preguntaron los entrevistadores. Así fue como la identidad del calificado fotógrafo quedó relegada al anonimato para continuar siendo un ilustre "deconocido".

La inexperiencia de Cristina Kirchner en su rol de entrevistada y la inhibición de preguntar de los entrevistadores provocan este tipo de deslices tan elementales. Un diálogo fingido, cuyo fin primordial fue el de producir un monólogo de índole promocional de su periplo parisino.

Amén de revelar quién es el ilustre artista santacruceño, Cristina Kirchner tiene la asignatura pendiente de conceder entrevistas a quien la requiera, con la libertad de preguntarle y repreguntarle sobre sus actos como funcionaria y sus propuestas como postulante a presidente.

¿Quién costea su campaña, sus viajes?
¿Por qué, desde hace seis meses, no asiste a su trabajo en el Senado?
Y muchas preguntas más....





Links:
Las giras de Cristina Kirchner
La Senadora perdió una perla
Saint-Exupéry, el aventurero que devino en mito literario
Saint Exupéry en la Patagonia
Las primeras aventuras en el cielo patagónico, por Adrián Duplatt - Foto con historia, por Julio Lorenzo Aloyz Giubetich

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Finalmente, ¿cómo se llama el fotógrafo?

Mercedes dijo...

No lo sé. ¿Dejará CK que se lo pregunten?

Michelle Aslanides dijo...

Aparentemente, su estadia nos costo 600 euros (por noche de hotel solamente)... Que pais generoso!

Mercedes dijo...

Solo si tomamos en cuenta su alojamiento. Habria que contabilizar el de su comitiva, estimada en 30 personas, amen de retener funcionarios (de prensa y cancilleria, entre otros) que fueron para servirla